Odontología Infantil

img
El Consejo General de Odontólogos y la Organización Mundial de la Salud recomienda chequeos regulares, incluyendo una visita dentro de los seis meses del primer diente, y no más tarde del primer cumpleaños del niño.

La atención preventiva, la limpieza y, si es necesario, tratamientos con flúor, proporcionan a los niños unos dientes sanos y una bonita sonrisa.

Exámenes dentales de rutina descubren problemas que se pueden tratar facilmente en las primeras etapas, cuando el daño es mínimo.

Los selladores dentales se utilizan para proteger las superficies de masticación de la caries dental, la enfermedad infantil crónica más común.

Su dentista puede ayudar a prevenir o reducir la incidencia de la caries mediante la aplicación de los selladores a los dientes de su hijo.

Un sellador es un material plástico transparente o del color del diente que se aplica a las superficies de masticación de los dientes posteriores, donde se produce la descomposición con más frecuencia.

Los selladores protegen depresiones normales y surcos en los dientes, llamadas fosas y fisuras, que son particularmente susceptibles a la caries dental.

Atención especial que debemos prestar a los dientes y a los maxilares desde los primeros años de vida:

Odontología preventiva - Control de la erupción dental - Selladores de fisuras - Obturaciones (empastes) - Pulpotomías - Fluorizaciones - Extracciones - Ortodoncia

Si nos confías la salud dental de tus hijos nos ganaremos la confianza de los niños y haremos que su experiencia en el dentista sea positiva y así conseguiremos su colaboración, alcanzaremos un buen ambiente y el resultado final será que sus visitas al dentista no se conviertan en una experiencia traumática.