Placas y Prótesis Dentales

img

Las prótesis fijas (Coronas y Puentes)

Se denomina así a la prótesis que es colocada, como su nombre lo indica, de manera fija, e idealmente definitiva en la estructura dental, para esto se utilizan cementos biocompatibles de gran resistencia, la prótesis fijas no se puede sacar y poner a discreción, quedan "pegadas", y su gran ventaja es que no se "aflojan" con el tiempo si son hechas de la manera correcta.

Las coronas, o también conocidas como "fundas", recubren todo o gran parte del diente, el material más utilizado es la porcelana debido a su excelente estética y dureza.

Otro ejemplo de prótesis fija lo constituyen "los puentes" que no son sino, coronas unidas entre si, se utilizan para reemplazar uno o varios dientes perdidos, para esto es necesario "tallar" o hacer un desgaste ligero en los dientes que soportarán el puente, dientes conocidos como "pilares".

Las prótesis removibles

Cuando se han perdido muchos dientes, o los que quedan no tienen la suficiente fortaleza para soportar una prótesis fija (que siempre es la primera opción) recurrimos a la prótesis removible, son prótesis que se sujetan a otros dientes mediante ganchos, u otros medios físicos, o incluso se sujetan a la encía cuando ya no hay dientes, mediante la sola fuerza de adhesión.

– Las prótesis removibles (dentaduras postizas) se dividen en parciales y totales (completas).

La prótesis parcial removible normalmente tiene una base acrílica pero también puede ser de silicona, nylon o tienen una parte metálica llamada esqueleto. Los dientes artificiales suelen ser de acrílico. Como el nombre “parcial” indica, se destina a sustituir uno o más dientes pero no todos los dientes.

La prótesis total removible, muchas veces apodada como dentadura, placa dental o chapa, es normalmente en acrílico y se destina a la sustitución de todos los dientes. Está soportada sólo por los tejidos blandos y la estructura ósea subyacente. La retención de la prótesis total es muy problemática cuando hay una reabsorción casi total del hueso alveolar. En esa situación la única solución es recurrir a los implantes dentales.